A la hora de hablar de despidos en una empresa, debes saber que no todos son iguales. Existen los despidos procedentes, pero en un despacho de abogados en Parla podrás informarte y actuar frente a un despido improcedente.

Cada uno de los despidos que se producen conlleva una serie de requisitos legales y de derechos para los trabajadores. En los despidos objetivos se incluyen las faltas de asistencia, la ineptitud o la falta de adaptación del trabajador, entre otros. Por el contrario, los despidos improcedentes provienen de acciones a través de las cuales los empleados reciben la información de que su contrato laboral ha finalizado sin causas acreditadas.

En un despacho de abogados en Parla encontrarás la ayuda de profesionales que tramitarán las gestiones necesarias para solventar esta situación y, siempre habiendo comprobado que se han cumplido los requisitos, poder reclamar tu indemnización o readmisión en la empresa.

El juez será el que determine la improcedencia o procedencia del despido en el juicio, teniendo en cuenta las pruebas aportadas por ambas partes. Para que tengas conocimientos sobre el tema, queremos explicarte los casos en los que se da lugar a un despido improcedente:

- Cuando la empresa no acredita el incumplimiento alegado en la carta de despido o este carece de la gravedad necesaria para justificar la procedencia del despido.

- Cuando la empresa no ha cumplido las formalidades requeridas de forma legal o convencionalmente. Por ejemplo, aquí podemos incluir un despido verbal y no escrito o la insuficiencia de descripción de los hechos que justifiquen el despido recogido en la carta.

- Cuando se omite el expediente de contradicción en el despido de un representante de los trabajadores, en el caso de que el trabajador esté afiliado a un sindicato.

En Del Pozo Herrera Abogados somos expertos en derecho laboral y conocemos las maneras de agilizar el proceso tras haberse producido el despido improcedente.